miércoles, 22 de julio de 2015

El mercado de carnes exóticas de San Juan PARTE 1



Comer en un mercado los sábados o domingos es una tradición mexicana de arraigo; para muchas familias del Df, lo és.
  
El mercado de carnes exóticas de San Juan, ha ido dando cabida a comensales. Un lugar donde restauranteros y buscadores de lo exquisito hacen sus compras siendo susceptible que los mismos consumidores sean los propiciadores de esta nueva fasceta en aumento.

El encanto de estar comiendo ingredientes tan frescos es el primer atractivo, y de igual manera encontrar las mejores opciones de calidad a la mano.

 Es un mercado con pretensiones de tamaño mediano.




En esta primera parte los pescados son protagonistas en sorpresa; es impactante ver la calidad, tamaño y cantidad de todo tipo de pescados, llamando atención  los exóticos, áltamente demandados y caros; éstos tienen su reserva especial en el mercado, por no decir la mayor parte, entre éstos encontrarás: Atún, Dorado, Robalo, Langosta, Langostinos, Loras, Caballas, Lenguado, Camarones de toda medida, así como, Ostras, Pulpos y pescados y mariscos en  buena variedad. Las pescaderías han ido dando cabida a barras con periqueras, adecuadas en locales para albergar mesas con comensales. Éstos se han vuelto populares y exitosos, sobretodo los sabados y domingos. Agradablmente y de manera hedonista las Delicatessen están dando alojamiento en mayor parte a comensales, agradando a la clientela con  obsequios halagadores como regalar vino y postre a degustadores de sus productos.  Estos comercios han ido rodeando e intercalándose entre las áreas  de carnes exóticas y pescaderías.





La dosis de hoy, fueron un par de almejas chocolatas, muy frescas y de tamaño regular, a unos cien pesos el par. Éstas no llegaron solas, una tostada albergando un ceviche de atún en salsa de cilantro, casi crudo, alimonado, exquisitamente acompañado de un toque de ahuacate fue parte de los alimentos. Para lavar boca, no tardó en pasar un señor vendiendo fresca agua de limón con chía y pepinos, la compré y agradablemente esa sofisticada limonada, volvió a perfumar paladar.



Después pasamos a la Delicatessen, justo al centro del mercado y me percaté que de manera exitosa tienen adaptados locales para comensales. Tentador y aspiracionalmente, tienen colgados patas de jamón de Jabugo, llamando la atención la marca Jabuguense 5J. Obviamente para antojar. En lo que conceptulizabamos al mismo tiempo de la inspección oculart, nos llegó un  plato con  una baguette albergando delgadas y abundantes láminas de queso manchego español de oveja,  acompañadas de finas rebanadas de jamón iberico, también en abundancia. Regalaron  una copita de vino;  el bocadillo estuvo delicioso. El queso manchego españo me impactó en sabor.


Para finalizar, llevaron un postre sobre una tapìta de pan. Rebosante capa de queso mascarpone, una fresa, cubierto todo con miel y una tira de chocolate, muy bien recibidas provocando un buen final a ese día de goce.
















Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Blogger Templates