miércoles, 20 de julio de 2011

La Terraza-Centro Cultural de España. Espacio de música para noctámbulos...


La noche alcanza una dimensión de libertad en la que el alma -como quiera que individualmente la entendamos- busca a veces refresco, incursionando en lugares que aporten algo, lo que sea; sensaciones que invadan el cuerpo. La ciudad, su corazón, su núcleo, no escapa al intento de satisfacción de estos deseos, y así va sumando y restando lugares que atraviesan por nuestra vida. Espacios a los que se ingresa de noche, donde cada individuo se pierde en los demás, en sus sombras, como un reflejo imaginado.

Un lugar inmerso en el pequeño submundo nuclear de la ciudad capital es una terraza que porta el nombre que lo define: Terraza del C.C.E. (lo que es lo mismo que Centro Cultural de España). Bordeando Catedral, se pone el pie en la calle de Guatemala que está justo detrás. En el número 18 puede tomarse el ascensor o las escaleras para llegar al último nivel de un Centro que ofrece de día, una apretada agenda cultural, y que las noches programa otras actividades dedicadas principalmente a la música. De miércoles a sábado se intercalan sonidos y géneros. DJ's locales emergentes; jazz y algunos grupos españoles toman el lugar, intentando destacar ante un público joven y recurrente que a paso de hormiga se distribuye hasta obstaculizar involuntariamente la libertad de tránsito del vecino. Todo se comprende bien puesto que la entrada es libre.

Si uno corre con la suerte de haber alcanzado la última mesa (al lado de la barra), después de suplicar ante el capitán de meseros -no lo duden, recurran a él; ¡es la autoridad!-, seguramente será más sencillo hacerse de una bebida, puesto que la alternativa involucrará: primero, asistir con una banda de amigos que aparten el mejor espacio que se haya podido encontrar, para después hacer turnos con ellos, pues se requerirá hacer gala de la entrenada paciencia burocrática capitalina para -después de hacer una larga fila-, llegar ante la barra de bebidas que para entonces, será perfectamente equiparable a la Tierra Prometida (y hay que prever que dicha operación se repetirá varias veces). Pero eso sí, la música: esa espléndida acompañante; los seguirá hasta el final... 


Del lado gastronómico, de corte español desde luego; habría que remarcar que bien vale la pena probar las Croquetas de jamón serrano marcadas en la carta; diminutas bolitas que son realmente un placer al paladar. Y si se tiene la oportunidad de pedir una botella de vino, valdrá la pena, pues existen buenas opciones de vinos a buen precio. Aunque las copas sueltas del vino de la casa no son tal vez la mejor opción...
En resumen, si se busca un espacio agradable que cumpla con las demandas de la noche -tomando en cuenta todo lo anterior-, la Terraza puede ser una opción. Y el acompañamiento musical seguramente no les defraudará.









0 comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, comenta.

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Blogger Templates