sábado, 20 de agosto de 2011

Relojeria Lux, desde 1929...




La calle de Belisario Dominguez esta marcada por el gremio de las imprentas, por la Hostería Santo Domingo y  por su conexión con la plaza de Santo Domingo.  En 1928  el centro, sus negocios y su arquitectura, no han cambiado gran cosa. Muchos negocios en el centro permiten atrapar la  magia del tiempo y por esas fechas,  Don Santos García Cano que trabajaba en la Joyería Rubí, decidió adquirir el local 78-B a una imprenta, para establecer ahí,  una relojería y joyería . El tiempo pasó y pasó, y a unos zancadas de la Hostería Santo Domingo, el tiempo y la magia del centro, permitieron que la tradición se formará y desde ese entonces,  la relojería se  especializó en la restauración de relojes de antigüedad y su compra y venta. Al pasar,  no puedes dejar de observar el precioso y antiguo inventario de  relojes que se alberga en los estantes;  así como sus muebles, que en conjunto con el local,  pareciesen estar atrapados en el  tiempo.  El negocio lo atiende Gilberto García, nieto de don Santos Garcia. El hijo del Sr. Gilberto también ha heredado el oficio;  seguramente continuará la tradición,  al igual que la Hostería Santo Domingo. 


Familias de varias generaciones comparten su vida en sus negocios, se saludan por décadas, como  parte de sus vidas en la herencia de  tradiciones y oficios marcados por sus antepasados. 





0 comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, comenta.

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Blogger Templates